05 Aug 2013

Fuentes de Nutrientes Específicos

Fichas técnicas sobre los fertilizantes más comunes y las fuentes de nutrientes usadas en la agricultura moderna





    Urea: La Urea es el fertilizante nitrogenado sólido más ampliamente utilizado en el mundo. La urea también es comúnmente encontrada en la naturaleza, ya que se expulsa en la orina de los animales. El alto contenido de N de la urea hace que sea eficiente para transportar y ser aplicada a campo.






    Urea – Nitrato de amonio (UAN): Las soluciones de fertilizantes líquidos o fertilizantes fluidos son populares en muchos países porque son seguros para manejar, convenientes para mezclar con otros nutrientes y productos químicos, y son de fácil aplicación. Una solución de urea [CO(NH2)2] y nitrato de amonio [NH4NO3] que contiene entre 28 y 32% de nitrógeno (N) es el fertilizante líquido nitrogenado más popular.





    Amoníaco: El amoníaco (NH3) es el cimiento de la industria de fertilizantes nitrogenados. Puede ser directamente aplicado al suelo como nutriente vegetal o convertido en una variedad de fertilizantes nitrogenados comunes. Requiere de precauciones especiales de seguridad y manejo.






    Sulfato de amonio: El sulfato de amonio [(NH4)2SO4] fue uno de los primeros y más ampliamente utilizados fertilizantes nitrogenados para la producción de cultivos. En la actualidad es menos usado, pero es especialmente valioso donde ambos nutrientes, N y S, son requeridos. Su alta solubilidad provee versatilidad para un gran número de aplicaciones agrícolas.





    Nitrofosfato: La producción y aplicación de fertilizantes nitrofosfatados es en gran medida regional, centrándose su utilización donde esta tecnología es ventajosa. El proceso utiliza ácido nítrico en lugar de ácido sulfúrico para el tratamiento de la roca fosfórica y no resulta en sub-productos de yeso.






    Nitrato de amonio: El nitrato de amonio fue el primer fertilizante nitrogenado sólido producido a gran escala, pero su popularidad ha decaído en los años recientes. Ha sido una fuente común de N por contener ambas fuentes del elemento, nitrato y amonio, y poseer una concentración del nutriente relativamente alta.






    Fosfato monoamónico: El fosfato monoamónico (MAP) es una fuente de fósforo (P) y nitrógeno (N) ampliamente utilizada. En los últimos años su utilización ha crecido rápidamente. Está hecha con dos componentes comunes de la industria de fertilizantes y posee el más alto contenido de P entre los fertilizantes sólidos comunes.






    Fosfato diamónico: El fosfato diamónico (DAP) es el fertilizante fosfatado más utilizado en el mundo. Está hecho de dos componentes comunes de la industria de los fertilizantes y es popular debido a su contenido de nutrientes relativamente alto y sus excelentes propiedades físicas.






    Polifosfato: La deficiencia de fósforo (P) limita el crecimiento y la productividad de las plantas en muchas regiones del mundo. Debido a que muchos suelos son bajos en P, este nutriente es comúnmente agregado para mejorar el rendimiento y la calidad de los cultivos. El P se obtiene de depósitos geológicos distribuidos en todo el planeta. El polifosfato es un excelente fertilizante líquido extensamente utilizado en la agricultura.





    Superfosfato simple: El superfosfato simple (SFS) fue el primer fertilizante mineral comercial y permitió el desarrollo de la industria moderna de fertilizantes. Este material fue uno de los fertilizantes más comúnmente utilizados, pero otros fertilizantes fosforados han reemplazado ampliamente al SFS debido a su bajo contenido relativo de fósforo (P).






    Superfosfato triple: El superfosfato triple (SFT) fue uno de los primeros fertilizantes fosfatados con alto contenido de fósforo (P) que se utilizó ampliamente en el siglo 20. Técnicamente, se conoce como fosfato diácido de calcio y como fosfato monocálcico [Ca(H2PO4)2•H2O]. Es una excelente fuente de P, pero su uso ha disminuido al volverse más populares otros fertilizantes fosfatados.






    Roca fosfórica: El agregado de fósforo (P) es necesario en muchas regiones del mundo para mejorar la fertilidad del suelo y la producción de cultivos. La aplicación directa de roca fosfórica sin procesar (RF) al suelo puede proporcionar una valiosa fuente de nutrientes para las plantas en condiciones específicas, pero hay varios factores y limitaciones a considerar.






    Cloruro de potasio: Los fertilizantes potásicos son comúnmente utilizados para superar las deficiencias de las plantas. Donde los suelos no pueden abastecer las cantidades de potasio (K) requeridas por los cultivos, se hace necesario el agregado de este nutriente vegetal esencial. Potasa es un término general usado para designar una variedad de fertilizantes utilizados en la agricultura que contienen K. El cloruro de K (KCl), la fuente más comúnmente utilizada, es también conocido como muriato de K (muriato es el nombre antiguo usado para designar sales que contienen cloruro). El K siempre está en los minerales en forma de catión monovalente (K+).


    Sulfato de potasio: El fertilizante potásico es comúnmente utilizado para mejorar el rendimiento y la calidad de las plantas creciendo en suelos sin una adecuada oferta de este nutriente esencial. La mayoría de los fertilizantes potásicos provienen de antiguos depósitos de sal localizados alrededor del mundo. La palabra “potasa” es un término general que más frecuentemente se refiere al cloruro de potasio (KCl), pero es también aplicado a todos los demás fertilizantes potásicos, como el sulfato de potasio (K2SO4, comúnmente denominado como sulfato de potasa o SOP).



    Sulfato de potasio y magnesio - Langbeinita: La langbeinita es una fuente única para la nutrición de las plantas debido a los tres nutrientes esenciales naturalmente combinados en un solo mineral. Provee una oferta rápidamente disponible de potasio (K), magnesio (Mg), y azufre (S) para el crecimiento vegetal.






    Nitrato de potasio: El nitrato de potasio (KNO3) es una fuente soluble de dos nutrientes esenciales muy importantes. Es comúnmente utilizado como fertilizante para cultivos de alto valor que se benefician con la nutrición de nitratos (NO3-) y una fuente de potasio (K) libre de cloruro (Cl-).






    Kieserita: La kieserita es un mineral natural que es químicamente conocido como sulfato de magnesio monohidratado (MgSO4•H2O). Se obtiene de depósitos marinos geológicos y provee una fuente soluble tanto de magnesio (Mg) como de azufre (S) para la nutrición de las plantas.







    Azufre: El azufre (S) está ampliamente distribuido alrededor del mundo en muchas formas. En algunos suelos, el S es insuficiente para satisfacer las necesidades de los cultivos. Existen muchos excelentes productos fertilizantes que contienen S que pueden ser utilizados para cubrir las deficiencias donde estas ocurren.







    Tiosulfato: Los fertilizantes de tiosulfato (S2O32-) son líquidos claros que proveen una fuente de azufre (S) y pueden ser utilizados en variedad de situaciones. También contienen otros nutrientes incluyendo nitrógeno (N) como amonio (TSA), potasio (TSK), calcio (TSCa), o magnesio (TSMg).







    Fertilizantes compuestos: Muchos suelos requieren del agregado de varios nutrientes esenciales para cubrir deficiencias en las plantas. Los agricultores pueden tener la opción de seleccionar una combinación de fertilizantes simples, o utilizar fertilizantes que tienen varios nutrientes combinados en la misma partícula. Esta combinación (compuesto o complejo) de fertilizantes puede ofrecer ventajas de conveniencia en el campo, ahorro de dinero y facilidad para satisfacer las necesidades nutricionales de los cultivos.




    Fertilizantes recubiertos: Una variedad de revestimientos se han aplicado a las partículas de fertilizantes para controlar su solubilidad en el suelo. Controlar la velocidad de liberación de nutrientes puede ofrecer múltiples beneficios ambientales, económicos y de rendimiento.







    Yeso: El yeso es un mineral común obtenido de depósitos superficiales y subterráneos. Puede ser una valiosa fuente de calcio (Ca) y azufre (S) para las plantas y, en condiciones específicas, puede proporcionar beneficios para las propiedades del suelo.







    Carbonato de calcio (Cal): El carbonato de calcio, el principal componente de la piedra caliza, es una enmienda muy utilizada para neutralizar la acidez del suelo y suministrar calcio (Ca) para la nutrición de las plantas. El término “cal” puede referirse a varios productos, pero en el uso agrícola generalmente se refiere a la piedra caliza molida.

More about: Publicaciones